10 tapas que debes probar en Sevilla

Los camareros amables, el arte religioso, el jamón colgado del techo, los clientes que se sientan o se quedan de pie en un bar... ¡Bienvenido a la vida gastronómica de Sevilla! Esta ciudad es el lugar perfecto para descubrir la cocina de Andalucía, ya que es conocida como la capital mundial de la Tapa.

¿De dónde proviene el origen de estos pequeños platos? Hay varias teorías y leyendas sobre esto. Las historias más conocidas son sobre Alfonso XIII. Cuándo el rey estaba viajando, hizo una parada en un restaurante donde parece que le sirvieron una copa de vino con una loncha de queso sobre el vaso. Esta loncha fue utilizada como una tapadera para cubrir el vino de insectos o polvo, pero el rey (que tendría buen saque) se la comió. Después de eso, el rey siguió pidiendo “tapas” con vino en todas partes. Otra historia cuenta que el rey sólo comía pequeños platos por una dolencia y su Majestad Imperial  pensó que era una buena idea servir pequeños tentempiés cuando la gente pedía vino.

Otras personas piensan que puede no tener nada que ver con el rey. Piensan que las tapas provienen de campesinos y trabajadores del campo que comían solamente pequeños platos con vino durante el día para obtener algo de energía para trabajar.

Hoy en Sevilla puedes comer tapas en todos los bares. Usualmente, hay 3 diferentes tipos de tamaño de tapas. Tapa es para una persona, media ración es la mitad de una ración, la mayoría se comparte con dos o tres personas y la ración también se puede compartir, pero en grupos más grandes.

Sin duda alguna, hay muchos platos en la carta del menú y probar tapas por la primera vez en una ciudad nueva es siempre difícil. Así que, os dejamos algunas sugerencias sobre los platos típicos de Sevilla que debes probar:

  1. Jamón Ibérico. Es algo que puedes encontrar en todos los bares de tapas. Hay diferentes calidades como Jamón de Cebo, Cebo de Campo, Recebo y Bellota. Todos dependen de entornos y alimentos del animal. Solo recuerda: cuanto más caro, mejor sabor.
  2. Queso Manchego. Este es queso elaborado con leche de oveja de raza manchega. Tiene un sabor especial y deja un retrogusto pero no muy fuerte. Lo mismo que el jamón Ibérico, hay diferentes calidades dependiendo de la edad de queso. Puede ser envejecido entre 60 días y 2 años.
  3. Croquetas. Son una especialidad de Sevilla. Se pueden rellenar con jamón, pollo, queso, bacalao y otros tipos de pescado.
  4. Pescado Frito. Existe una enorme variedad. Los más populares son los boquerones en vinagre. También hay otros tipos como pijotas, pavía de merluza, chipirones, etc. Si te gusta el pescado, ¡esta es la tapa perfecta para ti!
  5. Espinacas con garbanzos. Originalmente, estas vinieron de los musulmanes cuando invadieron el país allá por el siglo octavo.
  6. Salmorejo. Es una sopa de tomate fría riquísima, pero tiene una textura más gruesa.
  7. Carrillada de cerdo. Se cocina al vapor con salsa hecha a base de vino. La mayoría de las veces se sirve el plato con patatas fritas. El mejor sabor se obtiene cuando la carne es suave y muy tierna.
  8. Serranito. Es un bocadillo caliente y considerado como comida rápida tradicional. Se puede comer con lomo, cerdo o pollo con pimientos y tomates. Se sirve con patatas fritas y diferentes tipos de salsa.
  9. Solomillo al whiskey. Es un plato con whiskey(o vino), ajo, aceite de oliva y solomillo de cerdo a la plancha.
  10. Torrijas. El dulce típico de primavera Semana Santa. Los ingredientes son: pan, huevos, leche, miel, azúcar, especias y para finalizar se le agrega algo de canela. Puedes encontrarlos en pastelerías pero también en restaurantes donde sirven la torrija como postre con helado.

Si eres vegetariano tampoco debes preocuparte porque existen muchas tapas para ti. Os dejamos un post que escribimos hace tiempo sobre comida vegetariana y conologica en Sevilla: http://www.sevilla4real.com/es/blog/seville-also-vegetarian-vegan-and-eco-friendly

Algunos cositas interesantes:

  • Cada año hay un concurso nacional pincho y tapas en noviembre en Valladolid.
  • El bar de tapas más antiguo en Sevilla, existe desde 1670, llamado Rinconcillo.
  • Las tapas se sirven siempre con picos y pan, pero no es gratis, los precios son máximoeuros
  • Además de las tapas tradicionales hay muchos locales donde se sirve una mezcla entre éstas fusionada con cocina internatiocional
  • La mejor manera de acompañar una tapa siempre será con cerveza fría (Cruzcampo) o una buena copa de vino andaluz.

¿No estás seguro de dónde empezar “tapear”? Comienza tu viaje a Sevilla con un tour de tapas con nosotras y aprende más sobre la historia y los lugares recomendados para disfrutar de lo mejor de nuestra gastronomia. Si quieres un tour en Sevilla escríbenos a info@sevilla4real.com.

¡Bon appetit!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano.