TOP 5: NOCHEVIEJA DEL MUNDO.

Se acerca el 31 de diciembre y, con él, el fin del 2017 y el comienzo de uno nuevo, 2018. Por ello, queremos dedicar este TOP 5 a esta noche especial que se celebra de formas muy diferentes y peculiares.

  1. ESPAÑA: El 31 de diciembre, Nochevieja, despedimos el año con una cena familiar. Nos ponemos nuestras mejores galas y ropa interior roja para que nos de suerte. En la mesa se ponen las gambas, el queso, los embutidos, el jamón. Es típico de cada casa poner un plato fuerte como puchero o potaje, dependiendo de las costumbres de cada familia. Pero, sin duda, la tradición extendida por todo el país es el de las 12 uvas. Poco antes de que den las doce de la medianoche, todos preparan 12 uvas por personas. Estas doce uvas se han de comer con las 12 campanas. Todas las cadenas de televisión retrasmiten las campanadas, las más conocidas las de la Puerta del Sol, el kilómetro 0 de España. Tras las campanadas, todos se abrazan y se desean un feliz año nuevo. Se brinda con cava o champagne y se sirven dulces navideños como el turrón o los polvorones. La gente joven, tras pasar un rato con la familia, se van de cotillón, una fiesta que dura hasta el amanecer.

  1. ITALIA: Siendo un país del mediterráneo, comparte muchas costumbres con España como la cena familiar o llevar ropa interior roja. Pero si hay algo peculiar de Italia en su Vigilia di Capodanno or Notte di San Silvestro, es el plato de lentejas que se sirve durante la cena. Se cuenta que las lentejas representan monedas. Antes era más común la tradición de comer una cucharada de lentejas con cada campanada, una tradición cada vez menos habitual. Otra costumbre es abrir todas las puertas y las ventanas haciendo mucho ruido tras las campanadas, para dejar marchar a los malos espíritus y comenzar el año nuevo con buenas vibraciones. Además, se deshacen de muebles viejos o que ya no utilizan; en algunos lugares del país, se llegan a tirar por la ventana.

  1. ALEMANIA: Las fiestas son habituales en la víspera de Año Nuevo (Silvester). Cada año Berlín acoge una de las más grandes celebraciones de Nochevieja de toda Europa, con más de un millón de personas. El punto más importante es la Puerta de Brandeburgo, donde a medianoche se llevan a cabo los fuegos artificiales. Los alemanes reciben el Año Nuevo con un vaso de sekt (vino espumoso alemán) o champagne. Desde 1972, cada Nochevieja, varios canales de televisión retransmiten una comedia corta en inglés (grabada por la televisión de RFA en 1963) titulada ‘Dinner for one’. ​Una frase del sketch, “el mismo proceder de todos los años”, se ha convertido en una expresión típica en Alemania. Bleigießen (vertido de plomo) es otra de las costumbres, que mezcla adivinación con las formas hechas con plomo fundido introducido en agua fría. Otras acciones consisten en tocar un deshollinador o frotarse la frente con ceniza para atraer la buena suerte y la salud. Se comen rosquillas de mermelada con o sin licor. Por último, es tradición comer cerditos hechos de mazapán.

  1. JAPÓN: En el país nippon, la víspera de Año Nuevo se usa para preparar y recibir a Toshigami, el dios del Año Nuevo. La gente limpia su casa y prepara Kadomatsu o Shimenawa para recibir al dios antes de la víspera de Año Nuevo. Los templos budistas tocan sus campanas 108 veces a la medianoche en la tradición Joya no Kane. Los anillos representan los 108 elementos de bonō, estados mentales que llevan a las personas a realizar acciones perjudiciales. En la mayoría de las ciudades y áreas urbanas de Japón, las celebraciones de fin de año suelen ir acompañadas de conciertos, cuenta atrás, fuegos artificiales y otros eventos. En Tokio, las dos celebraciones más concurridas se celebran en el cruce de Shibuya en Shibuya y en el templo de Zojoji en Minato. La gente se reúne alrededor del templo de Zojoji para lanzar globos de helio con los deseos de Año Nuevo en el cielo y ver la iluminación de la Torre de Tokio y Tokyo Skytree con un número de año mostrado en el observatorio a la medianoche.

  1. EE. UU.: En el país del gran sueño americano, también se celebran fiestas de gala, cenas familiares y eventos públicos. Aunque no tienen de comer algo al ritmo de las campanas, tienen tradición de celebrar la famosa cuenta atrás de 10 antes de la medianoche.Tras la cuenta atrás, se dan un beso, el cuál se puede dar a un familiar, pareja, amigo o incluso desconocido.Times Square (en Nueva York) es el punto de todos los Estados Unidos dónde se reúnen cerca de un millón personas que esperan desde varias horas antes de la medianoche para coger un buen sitio para ver la bola que cae el ritmo de la cuenta atrás. Desde las siete de la tarde ya se están realizando actuaciones para amenizar la espera de los que ya han llegado.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano.