¿Por qué emprender?

En los distintos eventos empresariales a los que hemos asistido, como Jelly o Smartpyme, suelen preguntarnos el porqué de nuestro emprendimiento. Para la mayoría de nosotras no es la primera vez que emprendemos, por lo que nuestra respuesta y nuestras motivaciones quizás se salgan un poco de lo normal dada nuestras trayectorias profesionales anteriores. En la mayoría de talleres, cursos de coaching y otras iniciativas empresariales suelen repetir que montar una empresa es como tener un hijo, que hay que entregarse al 200% (incluso al 300%, ya que parece que nunca es suficiente), deberás abandonar parte de tu vida social, tus socias serán como tu familia y un sinfín más de mantras por el estilo que se repiten casi sin plantearlos. Pues bien, nosotras hemos venido a emprender para ser felices. Y es primordial tener en común cómo ha de ser esta felicidad. Compartir los mismos objetivos es básico para emprender en equipo. Desde nuestras experiencias anteriores, y dada nuestras propias metas en la vida, hemos llegado a la conclusión de que compartir un proyecto común alimenta la creatividad, te hace sentir realizada, desarrollas nuevas habilidades y aprendes hasta límites insospechados. Cuentas con personas con las que compartir y celebrar los éxitos, así como con quien analizar los fracasos y animar a seguir adelante. Todo ello acompañado de la maravillosa sensación del trabajo bien hecho en un sector que te encanta, te llena y conmueve, que para nosotras es el turismo cultural. Nadamos algo contracorriente en el sector del emprendimiento ya que consideramos que la esfera laboral no tiene por qué nublar el resto de espacios en la vida. Nuestra empresa no es una apisonadora con vida propia que exige un ritmo uniformemente acelerado, porque nuestra empresa somos nosotras. Y, como equipo, aportamos lo que cada una considera que ha de aportar para ser feliz en el proyecto. Buscamos el cuidarnos las unas a las otras, no sólo a nuestros/as clientes. La clave para este factor esencial es el saber respetar los ritmos personales de las demás y, sobre todo, ser conscientes de que estos ritmos pueden cambiar a lo largo del tiempo, no son estáticos. En cualquier momento cualquiera de nosotras puede decidir echar el freno o pisar el acelerador, puede incluso decidir abandonar el proyecto temporal o definitivamente. Ante cambios de este tipo siempre nos organizamos para intentar prever la nueva situación y enfrentarla de la mejor manera posible, como equipo y como compañeras, agradeciendo en todo momento la labor aportada desde cada una de nosotras.

¿Es Sevilla4Real un pasatiempo para nosotras? En absoluto. Actualmente nos encontramos en una fase muy embrionaria, pero no por eso deja de ser una empresa que esperamos que en el futuro sea nuestra principal fuente de ingresos. Obviamente también emprendemos para asegurarnos un sustento, y qué mejor que sea con tu propia idea y en el sector que más te apasiona. Por desgracia la precariedad está instalada en nuestras vidas y hemos de atender otros trabajos para llegar a fin de mes. Situación que, además, es una gran oportunidad para establecer colaboraciones con otras empresas del sector cultural y turístico. Estamos trabajando sin prisa pero sin pausa, prestando atención a todos los detalles, compaginando nuestras vidas laborales y profesionales con la personal, dando pasos asegurados, dibujando nuestro propio camino. Al fin y al cabo nuestro objetivo común no es montar una cadena mundial de viajes lowcost, nuestro objetivo es trabajar para vivir. De esa manera seremos felices, y será más fácil que nuestros clientes también lo sean. Al menos durante los ratos que nos acompañen conociendo la ciudad.


 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano.