La Leyenda del Ladrón, de Juan Gómez Jurado

LA LEYENDA DEL LADRÓN
la leyenda del ladrónEste mes os traemos La Leyenda del Ladrón, de Juan Gómez Jurado. Esta maravillosa novela de aventuras se desarrolla en la Sevilla de  finales del siglo XVI, en pleno monopolio de Indias, en el Siglo de Oro de las letras, y por ella veremos desfilar conocidísimos personajes que no desvelaré (aconsejo no leer nada más además de esta reseña para no tener ni el más mínimo spoiler) alrededor de nuestros protagonistas Sancho, Josué y Clara, a los que os garantizo que vamos a coger mucho aprecio a lo largo de las páginas y que echaréis de menos cuando se acabe.
La novela bebe de tradiciones clásicas y modernas. En primer lugar nos remite a la novela picaresca renacentista, pero sabiamente mezclada con referencias contemporáneas ya clásicas como el Caballero Oscuro o Kill Bill en su trama. Nada de esto es evidente a primera vista pero lo hace sumamente atractivo para lectores modernos.
Lo mejor es, sin duda, la fantástica y amplísima ambientación de Sevilla y la época, de la sociedad, de la vida cotidiana, de lugares concretos como la Casa de la Moneda, el antiguo Matadero, la Mancebía , el Arenal y el Malbaratillo, Triana y su puente de Barcas, el Puerto…  Hay un tremendo trabajo de documentación aquí, que combinado con el buen hacer narrativo nos transporta a otro tiempo.
Las entretenidísimas aventuras de Sancho, sumadas al paseo por la Sevilla del seiscientos es irresistible, y la lectura se hace muy muy adictiva; y como atractivo complementario, el libro tiene información extra en códigos QR. Todo un detalle es que nos facilite al final un poco de información sobre la documentación y las licencias históricas que se ha tomado.
Ha sido un exitazo y se ha traducido a muchísimos idiomas, si os unís a la legión de admiradores de Sancho de Écija, esperaréis como nosotras, una segunda entrega de sus aventuras. Y tal vez hasta nos animemos a dedicarle una de nuestras rutas en Sevilla4Real!!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano.