La Inquisición: el "sambenito"

La Inquisición: el "sambenito"
El término sambenito es un apócope de Saco Bendito, una vestimenta de tela basta que usaban los penitentes en la edad media para los actos de penitencia pública (que luego derivará en las túnicas de los nazarenos de la Semana Santa). La Inquisición adopta esta vestimenta, el saco bendito, y lo utiliza para distinguir y señalar a los reos, y como condena en sí misma. Era una condena muy peculiar y prácticamente olvidada. Se podía condenar a alguien a Pena de Sambenito por unos meses, unos años o toda la vida, y mientras durase la condena tenía la obligación de llevarlo puesto siempre al salir de su casa. De esta manera se señalaba al reo y a toda su familia, con humillación perpetua y constante a la que había que añadir la imposibilidad de ejercer determinados oficios o de ir a las Indias.

Una vez cumplida la pena, el sambenito, con el nombre, apellido y la culpa, se colgaba en la parroquia del reo, o bien en la Catedral.  Sabemos que la cantidad de sambenitos colgados llega a ser un problema de espacio en la Catedral, y que no pocas veces se reubican y se les va buscando espacio. Había un encargado de que estos sambenitos estuvieran en buen estado y legibles siempre, así, cuando se caían a pedazos hacían uno nuevo, para perpetua memoria y vergüenza de la persona que tuvo que llevarlo.

Dependiendo del delito cometido, el sambenito, de fondo claro o amarillo, llevaría una gran cruz de san Andrés en color rojo, o bien llamas alusivas a la hoguera donde ardería la persona que lo llevaba, o bien demonios bailando entre las llamas, como anunciando que iba a arder en el infierno. El atuendo se completaba con una coroza que también recuerda a los capirotes de los nazarenos, decorados del mismo modo.

sambenito Las iglesias del Reino de España ofrecían un aspecto difícil de imaginar para nosotros, con todos esos sambenitos colgando. Y así estuvieron hasta el siglo XVIII en que el pensamiento ilustrado acabó con este vergonzoso anacronismo. De hecho quedan poquísimos sambenitos conservados porque la mayoría se quemaron tratando de borrar su rastro.

La Inquisición fue eliminada por el gobierno francés en el siglo XIX, pero al ganar la guerra de Independencia y expulsados los franceses se restauró el Santo Oficio, esta vez por un breve periodo de tiempo hasta su definitiva desaparición. Pero es curioso como desde  tiempos medievales se usa la expresión “ponerle o colgarle a tal el sambenito” para aludir a una mala fama totalmente inmerecida.

sambenito

¡Si os habéis quedado con ganas de más, no os perdáis nuestra próxima ruta de la Inquisición el viernes 23 de octubre a las 19.00. ¡Más información aquí!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano.