Diego Rodríguez de Silva y Velázquez

VELÁZQUEZ
Tal día como hoy (6 de junio) del año de 1599 nacía Diego Rodríguez de Silva y Velázquez en la Collación de San Pedro y murió en Madrid el 6 de agosto de 1660

velazquez casa natal Casa natal de Velázquez. Tomada de El útil marcapáginas.

Hoy queremos acercarnos al más grande genio de la pintura, como lo calificó Manet, y resulta difícil hacer un breve esbozo de su vida y obra, es tan enorme su dimensión. Velázquez lo cambiará todo, su influencia en la historia de la pintura es incalculable, el testimonio gráfico que nos deja sobre la vida en el siglo XVII, las personas de la época, las ideas e inquietudes, es digno de nuestra total admiración. Como retratista no tiene igual, y  el catálogo es tan grande que no sabemos elegir; nos maravilla el del Papa Inocencio X, el de Góngora, el de Juan Pareja, el de Pablo de Valladolid o Don Sebastián de Mora, el de los pequeños infantes, pero también los de los mendigos, las gentes humildes, ese borracho sonriente que nos mira a los ojos desde la vera de Baco, La Virgen triunfante siendo coronada…  El abanico de sus temas es enorme y la visión de su obra es inagotable.

Los borrachos. Velázquez. Detalle de "Los borrachos" de Velázquez.

Siendo ya un niño era evidente su talento y muy joven entra como aprendiz en el taller de Francisco Pacheco que se convertirá en su suegro. Pacheco tenía una enorme cultura (es autor del tratado El Arte de la Pintura) y supo transmitir a su joven aprendiz las técnicas de los grandes renacentistas italianos.  Su maestría hará que acceda a la corte aún en plena juventud. En Madrid va a admirar la pintura de las colecciones reales y también viajará a Italia a estudiar las obras de los maestros Italianos. Velázquez aprende, absorbe, asimila, pero su estilo es tan personal, tiene tantísimo talento, que nunca imita. La iluminación, las atmósferas, los paisajes o las naturalezas muertas y bodegones, siendo elementos secundarios, están tratados de forma tan perfecta, o innovadora que merecen toda nuestra atención.

Velázquez es una figura esencial para que la pintura dejara de ser una artesanía y pasara a ser considerada un noble arte. El mejor homenaje que le hacemos es admirar su obra una y otra vez.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano.