Calles de Sevilla: La calle San Luis

La Calle San Luis es uno de esos lugares donde uno no espera encontrar tantos lugares de alta trascendencia histórica. Al estar algo alejada de zona monumental, no suele estar concurrida por los turistas.

Se inicia en la Plaza de San Marcos y acaba en la Puerta de la Macarena, un nudo en el que confluyen la Calle Becquer, Calle Resolana, Macarena y el Parlamento Andaluz.

Antes de denominarse Calle San Luis, su nombre era Calle Real. ¿Por qué? Pues bien, era una de las arterias principales de la ciudad hasta las modificaciones del S.XIX, cuando se añade la Calle Feria, su paralela, que es mucho más extensa y ancha. Por ella se establecía el recorrido oficial que realiza la realeza para acceder a la ciudad por la Puerta de la Macarena y llegar al centro de Sevilla.

Por ella caminaron personajes reales como: Alfonso XI en 1327, Isabel I de Castilla en 1477, Fernando II de Aragón en 1508, Carlos I para su boda con Isabel de Portugal en 1526, y Felipe IV en 1624.

En esta calle podemos encontrar edificios emblemáticos y cargados de historia como la Iglesia de San Luis de los Franceses, la parroquia de San Gil, la parroquia de Santa Marina y la parroquia de San Marcos, la plaza y el palacio del Pumarejo y la Basílica de La Macarena.

 

  • San Luis de los Franceses

Uno de los templos más impresionantes y exuberantes, tanto en su interior como en el exterior. De estilo barroco y comienza a construirse a finales del S.XVII.  Lo que más destaca, en su interior, es el programa iconográfico de exaltación jesuítica que cubre los muros y la cúpula de la iglesia.

  • Parroquia San Gil

Iglesia construida sobre la base de una antigua mezquita justamente después de la conquista de Fernando III de la ciudad de Sevilla en el S. XIII. De la mezquita se conservan algunos restos en la base de la torre y en la Capilla del Sagrario.

Enel S.XIV sería reformada, se le añadirían tres naves, dos portadas góticas y la torre.

  • Parroquia Santa Marina

Es una de las iglesias más antiguas de Sevilla. Dos de sus capillas laterales pueden datar de la segunda mitad del S.XIII, más concretamente, de 1265. Su torre y el cuerpo principal se construirían ya en el S.XIV. Pero, debido al terremoto de 1365, el mismo que destruye el Palacio de la Bendición de los Reales Alcázares, el templo se viene abajo y es reconstruido bajo el reinado de Pedro I. Por este motivo, los datos y fechas no pueden afirmarse con seguridad.

  • Parroquia San Marcos

Templo gótico-mudéjar del S.XIV y S.XV construido en el lugar de una antigua Mezquita musulmana, como se puede apreciar en la torre, que aún conserva su estructura de alminar o minarete.

  • Plaza y Palacio del Pumarejo

La plaza es creada en el siglo XVIII cuando Pedro Pumarejo, caballero Veinticuatro del Ayuntamiento de la ciudad, adquiere y derriba la manzana de casas existentes entre la Calle Real y la calle Lázaro Díaz, esta última ya no existe, convirtiendo el solar en plaza que sirviera de pórtico a su nueva casa-palacio. En el centro de ella se colocó una fuente antigua, de la que hoy sólo se conserva un trozo en el monumento a Doña Catalina de Ribera.

En el lado del este destaca el edificio que da nombre a la Plaza: la casa-palacio del Pumarejo, o simplemente "La Casa" como es conocida en el barrio.

  • Basílica y Puerta de la Macarena

La Basílica es de reciente construcción. Se empezó a edificar en 1941 para albergar las imágenes de la Hermandad de la Macarena que, hasta entonces, se encontraban en la Iglesia de San Gil.

Lamentablemente, durante la Guerra Civil Española de 1936-1939, la iglesia sufrió un grave incendio, por lo que las imágenes se refugiaron en el Hospital de las Cinco Yagas, actual Parlamento Andaluz.

Ese es uno de los grandes motivos por los que se decidió construir un templo para poder albergar a las imágenes y a los devotos de la hermandad.

La Puerta o Arco de la Macarena es uno de los tres accesos que se conservan de la antigua muralla que rodeaba casi por completo la ciudad.

Aunque la muralla de la ciudad fue construida en época de Julio César sobre la antigua defensa cartaginesa, ​la puerta corresponde a la ampliación realizada por el sultán Ali ibn Yusuf en el siglo XII.

El aspecto actual es fruto de una remodelación llevada a cabo entre 1723 y 1795, con la que se eliminan los elementos arquitectónicos islámicos y son sustituidos por el aire clasicista que presenta en la actualidad.

 

 

Si quieres saber más sobre Sevilla y su historia no dejes pasar la oportunidad de venir a alguna de nuestras rutas. Si tienes alguna pregunta o quieres hacer una reserva escríbenos a info@sevilla4real.com. Recuerda que hacemos rutas privadas para ti y tus amigos o familia.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano.